Cada ocasión merece un estilo distinto y es por ello que debemos prestar especial atención y cuidado a los detalles dedicándole tiempo a la preparación y decoración de la mesa.


Tanto si se trata de una comida o cena informal, como si es una celebración mas formal, la decoración de la mesa permite infinidad de opciones y posibilidades para impresionar a nuestros invitados y disfrutar de una agradable velada.

Una mesa elegante no es una mesa recargada. Debemos recordar que un adorno nunca debe ser un estorbo y que debemos evitar aislar a nuestros invitados con elementos decorativos demasiado voluminosos. Calculando el espacio y el número de invitados y el espacio disponible en las mesas para saber con qué espacio contamos para poder decorar la mesa de una forma adecuada.

Los candelabros y centros de mesa, son los elementos más usados en la decoración. Las velas de los candelabros deberán ser blancas o de color marfil. Aunque en determinadas ocasiones, como Navidad, se permiten velas de color rojo, por ejemplo. Estas sólo deben ponerse si se trata de una cena, y si se encienden, se hace después de que los invitados se han sentado a la mesa. Es aconsejable que las velas sean inodoras, aunque en la mayoría de los casos se utilizan solo como parte de la decoración y no se suelen encender.

Si optamos por utilizar centros de flores, debemos tomar en cuenta que las flores naturales deben ser sin perfume, ya que este puede interferir con el aroma de la comida y la bebida resultando desagradable para los comensales. Los centros deben ser de diseños bajos ya que de esta forma permiten que los invitados puedan verse por encima de ellos. Se colocan espaciados entre sí, dejando espacio para las fuentes y otros elementos que necesitemos colocar en la mesa.

Fotos: Pinterest

[ilightbox id=»125″][/ilightbox]

Autora Invitada:

Magaly de MGC

http://magalygrosso.wix.com/mgc-interiordesign

Leave A Comment