DREAMERS & LOVERS

Dreamers & Lovers nació en 2012, en USA, para las novias que quieren la libertad de expresión y la libertad de movimiento, todo ello mientras se ven bien. Desde el principio, todos los vestidos están hechos a la medida del cuerpo de la novia para ofrecerle la tranquilidad que necesitará cuando planee una boda.

El estudio de producción y la sala de exposición de la novia están bajo un mismo techo. Cada vestido cosido se hace allí, por su pequeño equipo. Si alguna vez pasas por allí, el cálido y acogedor aroma de la vainilla te saludará en la puerta.

Probablemente escucharán una sinfonía melódica de música indie y máquinas de coser, zumbando en el fondo.

La magia de los comienzos humildes:

La diseñadora/fundadora de Dreamers & Lovers es Yanique, una chica normal con grandes sueños y una inclinación por el «¿Por qué no?». Su misión de soñar comenzó cuando su mejor amiga buscaba un vestido de novia sin esfuerzo. Había una escasez de diseños que se ajustaran a su estilo y presupuesto. La industria de las novias parecía atender sólo a las novias que gastaban una fortuna, se veían poco originales, extravagantes y se sentían restringidas.A Yanique le pareció que todo el enfoque de las bodas estaba tan cargado de tradición que las necesidades de individualidad, expresión y comodidad personal se pasaban por alto. Esta experiencia motivó a Yanique a dejar el trabajo de sus sueños en Chanel y comenzar Dreamers & Lovers. Los primeros años en el negocio fueron duros. Todas las semanas temía estar fuera del negocio la semana siguiente.
Desde el principio, estaba nadando contra una corriente de dudas. La gente decía que era demasiado ingenua, y que sería imposible seguir en el negocio vendiendo vestidos directamente a la novia sin vender en las tiendas de novias. Fue (es) empinada yendo en contra de las grandes empresas de novias con fondos ilimitados, y con los vestidos siendo producidos en masa y enviados desde China. Sus vestidos, carentes de corazón y alma. Sabía que las novias estaban desesperadas por un enfoque diferente de la novia. Sólo tenía que probarlo. Sólo había un problema… Nadie sabía quiénes éran. Su comunidad tardó varios años en consolidarse; una tribu de novias que no se conformaba con el uniforme nupcial tradicional. Querían vestidos hechos con intención y pasión. Querían vestidos en los que se sintieran como ellos mismos; ¡querían algo mejor! ¡Yanique sabía que tenía que haber una forma mejor!
Siendo la soñadora que es, se mantuvo optimista y siguió creando los vestidos que sus novias querían. Gran parte del negocio hoy en día es el resultado de las referencias; interpretamos esto como que estamos creando «mejor» para sus novias. Lo mejor que permite a su novia verse mejor mientras envía una señal de quién es el día de su boda.

Un equipo amigable

Es un pequeño equipo de gente apasionada con grandes corazones. Disfrutan creando experiencias auténticas a través de los vestidos. Su objetivo común es que la novia se exprese plenamente, empezando por el vestido que elija para el día de su boda. Cada novia recibe su costurera, y aunque nunca llegues a su sala de exposición, el uso de tus medidas y fotos los ayuda a creer que estás ahí con ellos. Explican que estuvieron muy cerca de vender a tiendas mayoristas y desechar el modelo a medida, pero habrían terminado produciendo vestidos para una clienta sin rostro, al contrario de lo que ocurrió con Dreamers & Lovers.

 

 

Leave A Comment