Estación del año para la boda: cuál elegir?

Hay muchas decisiones que tomar para el día de la boda: el vestido, la decoración, el maquillaje, las flores… pero una de las más importantes después de la gran propuesta es elegir la fecha. En la nota de hoy te ayudamos a tomar esta decisión tan relevante ya que cada estación del año tiene sus ventajas y desventajas.

Es evidente que uno de los motivos que suelen ayudar a definir la fecha son que todas las personas más allegadas puedan asistir. Sí, TODAS, y bien sabemos que a veces es dificil coordinar para encontrarse con amigas durante la semana, imagina tener en cuenta la disponibilidad de tanta gente. Otro factor, es la época del año y su estación para la boda. En esto último podemos ayudar un poco más.

Primero, lo que afirma cualquier wedding planner es que el clima es impredicible. Es decir, que llueva puede pasar en cualquier época del año. Por eso siempre, en cualquier momento, es bueno tener una alternativa si se quiere hacer una ceremonia al aire libre.

Ventajas de cada estación del año para la Boda:

Primavera 

  1. Las temperaturas son más faciles de sobrellevar que en el verano, e igualmente suele predominar el buen tiempo
  2. La gran variedad de flores para la decoración y la ambientación
  3. Los espacios libres se pueden aprovechar mejor siendo las flores las grandes protagonistas

Verano

  1. Suele ser la temporada alta de bodas para las fiestas al aire libre hasta en la noche
  2. La decoración es clave y se pueden incluir accesorios divertidos para no pasar calor: lugares con bebidas, puestos con abanicos y parasoles

Otoño 

  1. Cada vez va ganando terreno en la temporada de bodas, especialmente a principios de la estación
  2. Su colorido y su luz puede ser muy romántico
  3. Se puede jugar con la decoración con elementos como hojas del otoño
  4. Se suele elegir los espacios interiores, por lo tanto si llueve no hay que tener plan b

Invierno 

  1. Se puede hacer bodas acogedoras de interior
  2. Las bodas de día suelen hacerse más en esta época
  3. Los colores cálidos en la decoración pueden ser grandes aliados