Nicolás Zaffora

El valor de vestir a medida

En una época donde la flexibilidad y la rebeldía destierran a las reglas protocolares, Nicolás Zaffora, uno de los artistas de sastrería más reconocidos de nuestro país, creador del primer bespoke en Argentina en el 2010 con su compañía Zaffora Bespoke Tailoring, lleva en alza el lema de lo hecho a medida. Resalta el valor de sus diseños, los cuales llevan entre 60 y 80 horas de trabajo de confección, cada uno realizado desde la perspectiva de sus ojos pero también respetando los gustos y deseos de cada caballero que se acerca a su atelier. 

El hombre Sibarita es quien llega a sus puertas en la calle Arroyo en búsqueda de prendas exclusivas realizadas especialmente para su cuerpo, viviendo una experiencia que lo involucrará en cada detalle. Nicolás destaca dos tipos de hombres a quienes viste, por un lado “Los que no quieren estar mal”, caracterizados por ser simples, elegantes pero a la vez cómodos. No llevan pañuelos, utilizan colores básicos, pueden no llevar corbata, combinan de forma clásica los calcetines con los zapatos o el pantalón. Por otro lado, se encuentran “Los que quieren estar bien”, quienes buscan el estilo de forma constante y curiosa, combinan sus medias con accesorios como tiradores o pañuelos , llevan camisas de colores, trajes a cuadros, cortes más ajustados y cortos para verse estilizados. Pero no son sólo hombres los que pueden vestir un auténtico Zaffora, sino también el público femenino, a quienes viste con diseños masculinos, respetando las siluetas armónicas de la mujer.

Nicolás lleva su estilo “a medida” a todas partes, su sello distintivo como diseñador también lo acompaña en su vida cotidiana. Elige el estilo italiano, sartorial de Roma y Milán con toques franceses, sin desprestigiar el jean de culto pero con zapatos a medida. Refinado y elegante, Zaffora se muestra en sus redes sociales de forma relajada y divertida, en donde te mostrará todos los tips y consejos de la alta sastrería para que pongas en práctica, podrás seguirlo en @nzaffora.